Andromeda

          La vecina cercana a la Vía Láctea, Andrómeda, tiene una fuente dominante de emisión de rayos X de alta energía, pero su identidad era un misterio hasta ahora. La misión NuSTAR de la NASA (Nuclear Spectroscopic Telescope Array) ha señalado un objeto responsable de esta radiación de alta energía.
          Los investigadores sostienen que el objeto, llamado Swift J0042.6 + 4112, es un posible púlsar, el remanente denso de una estrella muerta que gira y está altamente magnetizada. Esta interpretación se basa en su emisión de rayos X de alta energía, que NuSTAR es el único capaz de medir. El espectro del objeto es muy similar a los púlsares conocidos en la Vía Láctea.
         Este fenómeno es probable en un sistema binario, en el que el material de un compañero estelar es arrastrado hacia el pulsar, emitiendo radiación de alta energía a medida que el material se calienta.
         “No sabíamos qué era hasta que lo vimos con NuSTAR”, dijo Mihoko Yukita.
        Andrómeda es una galaxia espiral ligeramente más grande que la Vía Láctea. Reside a 2,5 millones de años luz de nuestra propia galaxia, por lo que que se considera muy cercana, dada la escala del universo. Se puede ver Andrómeda a simple vista en noches oscuras y claras.

Fuente: https://www.jpl.nasa.gov/news/news.php?feature=6789

María JesusEl universoNoticiasingles,turco
          La vecina cercana a la Vía Láctea, Andrómeda, tiene una fuente dominante de emisión de rayos X de alta energía, pero su identidad era un misterio hasta ahora. La misión NuSTAR de la NASA (Nuclear Spectroscopic Telescope Array) ha señalado un objeto responsable de esta radiación de alta...